Cómo hay que lucir un esmoquin

Si tienes una celebración por todo lo algo, es habitual que, la prenda que vayas a lucir, sea un traje, quizás un traje de etiqueta o un esmoquin. Puedes considerar que, llevarlo, no entraña ninguna dificultad pero, si quieres hacerlo con elegancia, entonces te interesa todo lo que tenemos que contarte sobre ella en Moda hombre online.

El origen del esmoquin

Cómo-hay-que-lucir-un-esmoquin

El esmoquin aparece por primera vez en los hombros de un dandy, Griswold Lorillaard, Grizzy, en el club del Tuxedo Park, en Nueva York. Ahí fue cuando muchos se quedaron sorprendidos de tal prenda porque suponía un cambio importante en lo que se vestía (hablamos de 1886).

Recibe varios nombres según el país; en América, por ejemplo, lo llaman Tuxedo mientras que, en Inglaterra, es conocido como “Dinner jacket”, debido a que era un traje sencillo, para después de cenar, podríamos decir.

El esmoquin original no es el que estás acostumbrado a ver ahora mismo. Antes tenía unas solapas en punta que, en los años 30, varió porque comenzó a tener unas solapas chal. Se caracteriza porque no necesita de un chaleco siempre y cuando vaya cruzado porque, si es recto, entonces, irremediablemente, deberás llevar una chaleco o una faja, esta última con los pliegues hacia arriba.

Tanto el lazo como la faja (o el chaleco) conviene que sean en color negro pero admiten otras tonalidades mientras ambos accesorios lo lleven igual.

Cómo vestir un esmoquin

El esmoquin es la prenda ideal para los hombres en caso de fiestas y celebraciones nocturnas. A la hora de vestir un esmoquin debes guiarte por:

·      El uso de una camisa blanca. Necesitarás una que te permita llevar gemelos y una botonadura especial. Esto quiere decir que necesitas que sea de puño doble. En cuanto al cuello, se admite que sea de aleta o normal.

·    El color del esmoquin. Suele ser negro pero desde que en 1920 el Duque de Windsor apareciera con uno en azul noche, y que dijera de él “con la luz artificial resulta más negro que el propio negro”, también se admite este color.

·      El esmoquin especial. Sí, hay uno que es especial porque es de color blanco. Este traje está reservado sólo para fiestas en la estación veraniega y siempre que sea al aire libre o bien en cruceros. En cualquier otro caso, no se recomienda su uso.

Un consejo más: si el esmoquin es para una boda debes saber que, el novio, nunca debe vestirlo, es inaceptable. Otra cosa sería que lo lucieran los invitados pero el coprotagonista de una ceremonia religiosa jamás debe llevar esmoquin ya que, para él, lo mejor es que use un chaqué o un frac (el motivo no es otro que el esmoquin, si bien es el traje de etiqueta masculino para eventos sociales relevantes, éstos no incluyen una boda donde es más adecuado ir con otros trajes).

Ahora que conoces todo esto seguro que aciertas con la elección de esmoquin y vas más seguro de ti mismo porque irás acatando las normas de etiqueta.

Distinto evento, distinta ropa

Si hay algo en el que los hombres salimos beneficiados es a la hora de buscar vestimenta para asistir a bodas, bautizos y comuniones. Al contrario que las mujeres, las cuales se tiran meses buscando el vestido adecuado, nosotros lo tenemos más fácil. Sacamos el traje y ya vamos arreglados.

Es este el principal error que cometemos. Sobre todo, porque son distintos eventos que no requieren la misma formalidad. Lo que ocurre es que en los últimos años hemos transformado  bautizos y comuniones en grandes celebraciones, más allá del carácter familiar que solían tener en el pasado, convirtiéndolos, prácticamente, en bodas.

Por ello, vamos a daros unos pequeños trucos para saber que ponernos en cada evento, sin que caigamos en el exceso de forma ni en la informalidad.

trajes para eventos

Fuente: modaellos.com

Para una boda es cuando más fácil lo tenemos. Aquí sí, debemos usar traje. Eso sí, cuidado con los complementos. Pese a lo que pensamos, es más elegante asistir con pajarita que con corbata. Dependiendo de cuando se celebre usaremos un traje u otro. Si es de día, colores más claros mejor que uno negro.

Si al evento que asistimos es un bautizo podemos sacar nuestro lado más informal. Vale con una camisa, unos chinos y una americana. No desentonamos tampoco con un vaquero oscuro, en ningún caso uno claro, que no parezca tampoco que vamos a tomar cañas con los amigos.

Por último, llega el caso más difícil, las comuniones. No son bodas, pero requiere más formalidad que el bautizo. Al ser en el mes de mayo, el calor va llegando (aunque todos sabemos que día que nos toca comunión, día que llueve), por lo que, antes de elegir ropa, tenemos que tener claro que nunca debe ser algo oscuro. La vestimenta puede ser parecida a la del bautizo, con una americana y camisa, pero puede cambiar en dos aspectos. Al ser más forma, podemos complementar la parte de arriba con una corbata, menos elegante que una pajarita, pero perfecta para la ocasión. Por otro lado, el pantalón puede ser de lino, del estilo del traje si las temperaturas son altas.

Con estos consejos, esperamos que si tienes un evento de este estilo no vuelvas a cometer el error de coger el traje y pensar que con eso ya tenemos solucionado.