La moda de la barba

En los últimos años hemos podido comprobar como cada vez más hombres se dejan barba. Ya sea más larga o más corta, desenfadada, perilla…da igual, su uso cada vez es mayor. Incluso famosos metrosexuales como Brad Pitt o David Beckham ya han lucido pelos en su rostro.

Pero no todo el mundo puede llevar la misma barba. Desde que llegase a la NBA la barba más famosa, la del jugador de los Houston Rockets, James Harden, son muchos los que han intentado imitarle con una barbar frondosa y que finaliza con una especia de perilla larga. En España tenemos el caso del también jugador de baloncesto Sergio Rodríguez. Una tendencia que ha ido aumentando, pero no a todo el mundo le sienta igual de bien.

Y es que a cada tipo de cara le conviene una barba distinta. Cuanto más redonda, más frondosa podremos dejarla. Sin embargo, si tienes la cara alargada, puedes aprovechar para dejarte las patillas más anchas. Si por el contrario, eres de cara más cuadrada, lo ideal es una perilla.

beckham barba

Sin duda, el único estilo que queda bien a cualquier tipo de cara es el informal, el desenfadado. Esa barba de tres o cuatros días que nos aporta un punto de sensualidad. Eso sí, cuidado, la línea que separa lo desenfadado con la apariencia de guarro es muy pequeña.

Este estilo no es solamente el que más gusta a los hombres, también a las mujeres. Y es que en las encuestas se ha demostrado que las preferencias del sector femenino son los hombres con barba informal y en segundo caso, los afeitados por completo.

Por tanto, si estás soltero y buscas conquistar a una mujer, ya sabes, acierta con tu barba. Y si no sabes cuál te queda mejor, aféitate. Y es que una mala barba también puede molestar a la mujer, e incluso rasparla la cara, y cuando esto ocurre ya sí que no tienes nada que hacer.

La barba poblada entre las últimas tendencias

Barbas Pobladas. Las vemos por todas partes, en los grandes estrenos de cine, ceremonias tipo Oscar, conciertos, por el barrio…  Ahora muy de moda entre los hipsters y no ya tan hipsters. La barba poblada, cuanto más poblada mejor, se ha convertido en un look fácil muy de moda.

Eso sí, estos looks que lucenbarba poblada despreocupados deben tener sus mínimos cuidados para no caer en un aspecto pobre y prevenir la descamación de la piel.

Lo ideal para adquirir un look desenfadado en tu barba, es dejarse el vello facial por tres-cuatro días y recortarla con un trimmer para mantener el largo. Si lo que buscas es una estética un poco más cuidada, afeita ciertas áreas del rostro como los pómulos y el cuello.

A la hora de limpiar la barba, no tiene más misterio que con el mismo limpiador específico de rostro para hombre que utilices, lavarte por completo la cara como cada día. Si buscas un mayor cuidado en tu vello facial, existen champús especializados para barba, como la marca inglesa Beard Care, con los que podrás revolver un problema de piel seca o hacer crecer con más brío tu vello.

Para conseguir un acabado perfecto y ablandar la barba, pensando en las chicas… Existen diferentes marcas de gel suavizador de barba, que además te ayudarán a aliviar el picor y las rojeces.

Si entre la barba te crecen pelillos canos, también te aportamos la solución con productos como Redken For Men Silver Charge. Un recurso más extremo son los tintes que ayudan a camuflar o platear la barba como L’Oréal Men Expert Excell 5, que pese a nuestra evasión a este tipo de productos, pueden llegar a dejar un resultado muy natural. Por último, la hidratación de la barba se consigue con cualquier producto hidratante de uso diario que utilices para tu cabello.

Ante la duda de apostar o no por este nuevo look, debes tener en cuenta que ya de por sí la barba puede favorecer más a unos que a otros. Según el tipo de corte de cara que tengas, te favorecerá un tipo de barba u otra. Si tienes la cara muy redonda, una perilla con bigote tenderá a afilarte los rasgos, mientras que si tienes una cara angulosa te sentará mejor este tipo de barba poblada.

 

 

El look más puntero del otoño: Tupé y Barba

Siempre innovando con nuestra imagen, buscamos los looks que más nos pueden ir con nuestra personalidad y que estén en la moda.

Acompañando nuestra imagen de ropas, complementos y fragancias intentamos marcar estilo, pero realmente cuando lo conseguimos, es cuando somos nosotros mismos los que llevamos la tendencia.

El corte de pelo, el color… son unos de los principales aspectos que retocamos para sentirnos bien.

Dependiendo de la época del año en la que nos encontramos optamos por una u otra opción.

En este caso, el otoño, ha abierto su estilismo con los tupés.

Para intentar dar una imagen rebelde y sexy muchos peluqueros expertos han decidido que este sea el nuevo peinado que reine durante esta estación.

Este peinado consigue dar un aspecto moderno y desenfadado. La versión” seca” del tupe es la que prima.

Peinar la parte superior del cabello con algo de laca y secador será la forma idónea de dar volumen al tupe. Debemos olvidar el uso de la gomina como hacía el mítico John Travolta y optar por la otra opción, para hacer que el aspecto sea más natural.

En el caso de tener buena cantidad de pelo no será necesario que utilices más que tus dedos y un poco de ayuda del secador, pero tienes un pelo algo más fino debes optar por el uso de un fijador en la raíz del cabello y ayudarlo con algo de laca y por supuesto del secador, que hará que el pelo se quede con la forma que le des.

El único pelo que está de moda no es el que envuelve el cráneo, ya que, este otoño, también son protagonistas las barbas.

El pasado otoño, los bigotes al estilo Freddy Mercury marcaron tendencia entre los más modernos, dando un toque de intelectual y bohemio a todo aquel que se atreviese con el, pero este año, el look despreocupado y rebelde es el que impera.

Por eso la barba de tres días se ha convertido en la protagonista del rostro, incluso una barba algo más pronunciada también encaja en el nuevo estilo que pretende llevarse estos meses.

La combinación de la barba y el tupe conseguirán la imagen moderna y con estilo que quieres mostrar, son perfectos para combinarlas con un look sport hasta el más formal.