Objetivos 2014

Estrenamos año y con él numerosos objetivos para los que comenzamos con una gran moral pero que, en la mayoría de ocasiones, acaban decayendo con el paso de las semanas. Los más habituales: dejar de fumar, hacer ejercicio o estudiar más en caso de los más jóvenes.

Lo de abandonar el tabaco es una de las costumbres que acompañan al día 1 de enero, día 2 en muchos casos porque en Nochevieja no se puede dejar claro. Sin duda, una de las mejores elecciones que puede tomar una persona. Y es que dejar el tabaco supone un gran cúmulo de beneficio para nuestro organismo. Mejora nuestro estado físico, tenemos más oxígeno en la sangre, evitaremos enfermedades e, incluso, aliviaremos el estrés, ya que al contrario de lo que piensan los fumadores, la nicotina estresa.

Si dejar el tabaco con el año nuevo es una tradición, lo de apuntarse al gimnasio y hacer deporte pasadas estas fechas, se inventó antes incluso que la Navidad. Y más antiguo es aún que ese esfuerzo solo se realiza el primer mes, después, la mayoría abandona.

correr

Las causas del abandono son muchas, por eso hay que ser consciente del objetivo desde el primer día en que salimos. Solo con deporte no podemos perder los kilos cogidos en Navidades, por eso debemos acompañarlo de una buena alimentación. Por otro lado, no podemos pensar que perderemos lo cogido tan fácil. Esto no es una regla de tres en la que si 5 kilos se cogen en un mes, los perderemos en otro. Despacito y buena letra. Si no lo hacemos así, desistiremos pronto.

Además, una vez que decidimos hacer ejercicio no solo debemos pensar en la pérdida de peso, sino en otras cosas que nos aporta. Tranquilidad, felicidad, nos abstrae de los problemas, nos aumenta la moral, la condición física…imprescindible.

En el caso de estudio, está bien proponérselo pero…algo se habrá hecho mal cuando se propone eso. Y ya sabemos que la cabra tira al monte. Estudiar se hace todo el año.

Por tanto, si alguno de estos objetivos os los habéis impuesto vosotros, sentaros a reflexionar antes de llevarlos a cabo. Solo de esta forma podréis cumplirlo.

Sea cual sea el objetivo, lo importante es que la felicidad invada vuestro 2014. Y que los objetivos y deseos se cumplan. Por eso desde Misterman os deseamos un ¡Feliz 2014!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *