La modernidad hay que saber llevarla

La moda es como las relaciones tormentosas. Tan pronto se olvidan unas cosas como se retoman. Un hecho que hemos podido apreciar los que hemos ido de boda en boda este año, una alegría por amigos que se quieren y una desgracia para el bolsillo, no nos vamos a engañar (sobre todo esas conocidas como “bodas marrón).

Y es que una de las modas que han vuelto en las bodas, como si volviésemos varias décadas atrás es la del pañuelo en el bolsillo del traje de los hombres. La verdad es que con las nuevas tendencias y los trajes actuales hasta parece que la moda es nueva. Y, seamos sinceros, da un toque elegante grandísimo, al estilo la pajarita que pese a ser más antiguo que la corbata ahora queda mucho más elegante aunque nos creamos que no.

Pero ser moderno (o antiguo ya que incido en que esta tendencia ya la utilizaba mi abuelo) y elegante a veces juega malas pasadas. Porque, volviendo a tirar de sinceridad, no todo el mundo sabe ser moderno y elegante. Y es que no nos podemos poner el pañuelo así porque sí, hay que conjuntarlo. ¿Con qué? Pues si tan modernos somos deberíamos saber que con la corbata.

solooio

Yo, particularmente, he visto numerosas barbaridades. Por ello vamos a aprender a conjuntarlo. El estampado y el tejido deben ser diferentes. Parece raro, pero ser iguales en este aspecto es un grave error. Grave y común por cierto, a la vez de horrendo. La gama de color es la que debe ser igual. Eso sí, el pañuelo de bolsillo no solo debe tener la misma gama que la corbata, sino también la del resto de tejidos.  Y una recomendación, si la camisa tiene cuadros, el pañuelo debería tenerlos, eso sí, más marcados que los de la camisa ya que una camisa de cuadros marcados con el traje acabaría con esa elegancia que habríamos logrado.

Espero que os sirvan los consejos. No quiero volver a ir de boda y ver una corbata marrón de tela con camisa lisa y un pañuelo de bolsillo blanco, con flores amarillas también de tela. De verdad, son días para disfrutar, no para sufrir y quienes vemos esto les aseguro que sufrimos.

Imagen: soloio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *