La informalidad y el estilo personificado del nuevo Golf Vll

El Golf de Volkswagen uno de los coches que se mantienen en número 1 en ventas, tras 38 años de vida, se ha convertido en un imprescindible para muchos de nosotros.

Tras seis generaciones de éxito Volkswagen presentó a mediados de noviembre en España, el nuevo modelo Golf Vll. Si lo que buscas es  informalidad, estilo, ligereza y juventud lo encontrarás en esta gama de coches, fiel año tras año a sus principios.

Este nuevo sucesor de la gama, presenta características innovadoras con respecto a sus antecesores, en la reducción de consumos entorno a un 23 % y en la reducción de su peso hasta 100 kilos menos.

Siguiendo una misma línea que caracteriza a la gama Volkswagen Golf, pero con un aire revolucionariamente nuevo, luce aspectos totalmente renovados como son las ruedasdelanteras, ahora situadas 4.3 cm más adelante, proporcionando un tamaño voladizo delantero.

En su diseño, la trasera más achatada que sus antecesores y su carrocería 28 mm más baja, le proporcionan un aspecto más moderno y deportivo. A su vez, destacan una serie de líneas que dibujan la figura del coche. Se disponen en el frontal, y por los extremos a la altura de los tiradores de las puertas, dando un aire más estrecho que el Golf Vl.

Sus interiores son más amplios, aumentando sus espacios considerablemente con respecto a los otros modelos hasta en 56 mm, presentando más confort para sus ocupantes, y en especial para el conductor. El volante multifunción es diferente, contando con más botones, como por ejemplo para el control de velocidad de crucero adaptativo.

650_1000_Volkswagen_Golf_VII_11

En el momento de su lanzamiento, el modelo Volskwagen Golf Vll llega con cinco motorizaciones: Tres motores de gasolina TSI de cuatro cilindros de 105. 122 y 140 caballos y dos diésel, de 105 y 150 caballos.

Los motores son ya conocidos en la marca, pero por primera vez se incorporará en el motor de gasolina de más potencia, un Sistema de Gestión de Cilindros Activa “ACT”. Gracias a este elemento, el coche gestiona por sí mismo el paso de dos a cuatro cilindros según varíe nuestra conducción, pasando los consumos a solo 4.8 l/100 km.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *