¿Cómo se hace un implante capilar?

Aunque pueda parecer lo contrario no todos los implantes capilares son iguales. Y es que existe el microinjerto y el miniinjerto capilar. A la hora de someterse a un tipo de implante u otro la clave pasará por el número de cabello por orificio que nos queremos implantar.

De este modo, en el caso del microinjerto se trata de un tipo de implante capilar en el que se insertan uno o dos cabellos por orificios solamente, algo que no ocurre con el miniinjerto puesto que es una técnica que permite implantar más de cuatro cabellos al mismo tiempo por orificio.

como-se-hace-un-implante-capilar

En cuanto a los efectos y el momento en el que se empiezan a ver los primeros resultados, cabe decir que no será hasta tres o cuatro meses después de esta intervención cuando el cabello comience a crecer con total normalidad y de manera natural, por lo que se trata de una intervención con unos efectos a un medio plazo.

Este tipo de intervenciones son seguras, ya que el propio cuerpo reconoce el microinjerto capilar al hacerse con el cabello de uno mismo, de tal modo que no surge ningún problema de rechazo. En cuanto a las posibles cicatrices posteriores, cabe decir que son imperceptibles, puesto que las incisiones necesarias para colocar un microinjerto son pequeñas y escasas.

Además, se trata de un tipo de intervención que ofrece resultados espectaculares, ya que lo que se hace es trasplantar la unidad folicular, de tal modo que el cabello estará fuerte y sano tal y como estaba en la zona de origen. Además se trata de un tipo de cabello que genéticamente tiene la orden de no caer, por lo que al cabo de un tiempo proporcionará una nueva cabellera que esta vez permanecerá en su cabeza.

En cuanto a los cuidados que se han de tener tras la operación, cabe destacar que los primeros días es conveniente utilizar un champú antiséptico, así como evitar hacer ejercicio físico, unos cuidados que se tendrán que prolongar durante una semana, tiempo en el que se tendrán los puntos de la intervención.

Sin duda, el mejor remedio para luchar contra la alopecia es hacerse un implante capilar. Solo así os aseguraréis que las medidas que tomáis en este sentido son realmente seguras y se prolongarán en el tiempo de manera eficaz. Ponerse en manos de profesionales será clave para que podáis poner remedio a este problema que cada año afecta a tantos hombres.

En el caso de que tengáis cualquier duda, no os preocupéis porque podréis solucionarla si consultáis a los expertos. A buen seguro que estarán encantados de daros el asesoramiento pertinente que podáis necesitar y aclarar todas vuestras dudas, es el momento perfecto si queréis lucir un aspecto capilar más sano en un tiempo de poneros en contacto con especialistas y de dar el gran paso: un buen implante capilar es fundamental y os hará sentiros mucho más seguros de vosotros mismos, valdrá la pena y veréis como un implante capilar puede ser, verdaderamente, vuestro mejor aliado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *