Excentricidades de ida y vuelta

La semana pasada, durante la celebración de la Semana de la moda de Nueva York pudimos presenciar como las firma de moda parecen haberse vuelto completamente locos con la presentación de unas extrañas botas con puntera hacia delante y hacia atrás, las que has sido denominadas como “botas bidireccionales”.

botas

Foto: Getty Images

Los modelos, tanto masculinos como femeninos, apenas podían caminar con esta extraña pieza en los pies, pero el objetivo de las firmas se cumplió con creces: al día siguiente era la prenda más comentada de todo el desfile.

Muchos se preguntarán porqué se crean este tipo de objetos que en el mercado apenas tienen comercialización y la gran mayoría de las personas no se pondrían en su sano juicio. No es algo extraño, las marcas presentan cada año a modelos vestidos de formas inverosímiles, con tocados, trajes y vestidos que no se ven por la calle, sino más bien en alguna película futurista.

Pero que no se las ponga la gente normal no significa que no haya un reducido grupo de apasionados de la moda que las buscarán en las tiendas insignia de las marcas y se intentaran hacer con una prenda que tiene en muchas ocasiones el tratamiento más de una pieza de arte que de una prenda de vestir. Es decir, su adquisición esta más enfocada a coleccionistas que a gente de a pié.

Estas extrañas botas son obra de la firma Hood By Air, dirigida por el diseñador Shayne Oliver que ya desde sus inicios mostró un cierto gusto por la polémica como se vio con los mensajes que lucían sus camisetas y sudaderas en los inicios de la firma.

Con la elaboración de prendas exclusivas para los desfiles la marca da un paso hacia delante en lo que a significa posicionamiento de la marca en cabeceras de moda, que probablemente ya se estén movilizando para incluir fotos de las “botas bidireccionales” en próximos números, así como crear una expectativa de cara los desfiles, al no saberse con que va a sorprender el autor.

Unos Goya de película… y de política

GRA518. MADRID, 06/02/2016.- El líder de Podemos, Pablo Iglesias (i), el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (c), y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, a su llegada a la ceremonia de la 30 edición de los Premios Goya, que entrega la Academia de Cine, celebrada esta noche en el Hotel Auditorium de Madrid. EFE/Juanjo Martín

GRA518. MADRID, 06/02/2016.- . EFE/Juanjo Martín

La cita más esperada del cine español llegó este fin de semana y, como cada año, atrajo la atención de todos los cinéfilos de este país. Y no sólo a los más cinéfilos. Este tipo de galas son una importante oportunidad para hacerse ver, como si de un gran escaparate se tratara. Así que los actores y demás invitados escogen con cuidado la imagen que portarán, algunos con más acierto que otros, para pasearse por una alfombra roja plagada de fotógrafos que inmortalizarán ese gran momento. Por lo tanto ningún detalle puede quedar al azar. Todo tiene que estar bien controlado: traje, peinado, look…

Y como viene siendo costumbre, algunos pasaron más desapercibidos y otros menos. El esmoquin y la pajarita negra fueron la principal elección por parte de los chicos. De hecho, una de las apariciones que más ruido hicieron fue la de un irreconocible Pablo Iglesias vestido con estas prendas, tan poco habituales en él. Pero como ya hemos dicho, en estos eventos nada ocurre por casualidad, todo encierra un motivo o un fin. Por tanto, lo que cabe pensar de esta anomalía estilística del político de moda es la prioridad que pretendió plasmar en un sector tan abandonado por el resto de políticoalfombra_roja_premios_goya_2016_765864656_800xs como es el de la cultura. Así es, para reunirse con su majestad Felipe VI lo hace con los clásicos vaqueros, pero para presenciar el evento cultural más importante del año lo hace en esmoquin: toda una declaración de intenciones. También llamaron la atención sus homólogos y contrincantes Pedro Sánchez, Albert Rivera y Alberto Garzón, de los cuales el menos elegante fue el veterano socialista, que apareció con el botón de arriba de la camisa abierto y sin corbata; sin duda, con la intención de transmitir jovialidad y no sentirse desplazado del resto de líderes de la izquierda, como lleva haciendo toda la campaña.

Pero no todas las atenciones se posaron en los políticos presentes. A pesar de la peculiar situación por la que está pasando éste nuestro país, todos coincidieron en centrarse en lo importante, en el cine. Así que la presencia política se quedó en mera anécdota y enseguida pudimos ver a un interminable elenco de artistas haciéndose la foto.
Entre los más elegantes destacaron el actor Mar Clotet, que optó por vestir un clásico dos piezas de Miquel Suay; Juan Diego Botto, que apareció con un elegante esmoquin de Salvatore Ferragamo y una camisa de Brooks Brothers; y los jóvenes músicos Lucas Vidal y Pablo Alborán, muy clásicos los dos.

alfombra_roja_premios_goya_2016_287441304_800xPero como estamos tratando con artísticas,nunca puede faltar un toque excéntrico que, en esta ocasión, hizo acto de presencia de manos del actor Óscar Jaenada. Ese sombrero al más estilo pirata ha recibido sus mofas y críticas desde las redes sociales, como era de esperar. Pero, oigan, esto es cine, ¿qué esperaban? 

La alfomfra roja de los MTV Movie Awards

mtv awards

Para bien o para mal, no desaprovechamos ninguna gala para criticar los atuendos de los más famosos. Porque si de una gran parte vienen las tendencias de moda, es de las propias celebridades. Hoy nos remitiremos a los MTV Movie Awards celebrados este domingo 14 de Abril en los Ángeles.

A parte de los trabajos premiados de la noche figurando “Ted” “Django Desencadenado” o “Los Vengadores” entre los claros vencedores, y el reconocimiento del trabajo de las estrellas cinematográficas… También hubo lugar, para el desfile de looks por la alfombra roja, en el que como es habitual hubo de todo. Y, sinceramente no viene mal de vez en cuando castigar o premiar la imagen para que estas celebridades se den cuenta de cómo realmente visten.

Entre los mejor vestidos, destacó el siempre elegante Eddie Redmayne actor que interpreta en “Los Miserables”. Lució chupa de cuero, camisa vaquera desabrochada junto a una básica blanca que le daba un aire realmente rebelde.

Los gemelos Charlie y Max Carver, parece que decidieron tomarse en serio la gala, conjuntando similares trajes de chaqueta con estampado jaspeado. Vestimenta, que por el contrario sabían llevar con mucho estilo.

Entre las atrocidades de la noche destacó la chaqueta de piel de Snoop Lion, además de estar fuera de lugar ya tan entrada la primavera, no hay por dónde coger la excéntrica vestimenta.

Si buscaban dar qué hablar, Ryan Lewis y Macklemore lo consiguieron. Uno portando una cortina y el otro apreciando la azaña del amigo.

Hay quiénes, como Jake T. Austin consiguen desviar la mirada con su acompañante, en este caso de la guapa Bella Thorme. Aunque hay que decir que el chico no iba muy desacertado con chupa de cuero color ocre, camisa y corbata fina.

El ganador de la estatuilla al Mejor Villano, Tom Hiddleston en los Vengadores, fue uno de los favoritos de la noche a nivel profesional como por su elegancia. Acorde para subir al escenario y recoger un premio con un traje de chaqueta azulón a juego con una corbata de cuados desenfadada.