Elegancia en la pantalla con “Spectre”, la última de James Bond

Hoy, día 6 de noviembre, llega a los cines españoles la nueva y esperada entrega del espía más elegante: James Bond. El oscarizado director Sam Mendes vuelve a hacer equipo con Daniel Craig para dar vida a un agente más oscuro y perverso, regresando a los orígenes de su creador, Ian Fleming. Es la segunda vez que coinciden en la saga, puesto que ya lo hicieron anteriormente con Skyfall.

Foto: Independent

Foto: Independent

El espía británico es un referente de elegancia masculina. Su estilo sobrio no pasa de moda y lo hemos podido ver en todos los actores que se han metido en la piel de Bond. Lo más destacado de su figura es el esmóquin, el conjunto estrella para una celebración. Pero los hombres ansían ser 007 por un día, conducir un magnífico BMW, Aston Martin o Jaguar, beber un cóctel Vesper y, tras un poco de acción, acabar la noche con la chica más guapa del bar, que además también participa en las pelea.

En este último film, Daniel Craig se enfunda el traje para acabar con una siniestra organización llamada Spectre que pretende acabar con la paz mundial. La trama le lleva a ciudades con múltiples contrastes, como Mexico DF o Roma, donde recorrerá las empedradas calles con su imponente coche y conocerá a una fantástica “mujer Bond”: Mónica Bellucci.

La saga de este agente del servicio de inteligencia británico cuenta ya con 25 películas, y no parece que vayamos a dejar de ver el despliegue de clase de Bond. Lo que puede cambia es el actor, pues Daniel Craig no ha confirmado que vaya a continuar, alegando un extremo cansancio y muchos viajes en los rodajes. En una entrevista a EFE, pretende tomarse un descanso y actuar en una obra de teatro en Nueva York, donde reside junto a su mujer.

La elegancia británica arrasa Hollywood

Los actores británicos están de moda en Hollywood. Sólo hay que ver la última gala de los Oscars, en la que en las categorías principales interpretativas, el número de europeos casi igualaba al de estadounidenses.

Estos actores son todo un referente de estilo, tanto en la alfombra roja como fuera de ella. Hoy te traemos una lista de cuatro hombres a los que no perder la pista, aunque la lista podría ser interminable. ¡Seguro que puedes aprender mucho de ellos!

Henry Cavill

Se hizo famoso mundialmente por interpretar al último Superman en “El Hombre de Acero” (Zack Snyder, 2013) y volverá el año que viene a la gran pantalla con “Batman vs Superman” acompañado de Ben Affleck.

Henry Cavill cada vez que se sube a una alfombra roja se dice que controla a la perfección los códigos del traje. Siempre opta por trajes oscuros y corbatas comedidas y nunca lleva un pelo fuera de lugar. Podemos decir que ideal.

Eddie Redmayne

Fuente: Disney ABC

Fuente: Disney ABC

Su interpretación de Stephen Hawking en “La teoría del todo” (James Marsh, 2014) le valió a este joven pelirrojo el Oscar de este año. Eddie Redmayne hace de vez en cuando un movimiento arriesgado en sus elecciones en la alfombra roja pero nunca se sale del estilo.

Con preferencia por los esmóquines de terciopelo y los pañuelos en los bolsillos de la chaqueta, se atreve de vez en cuando con trajes estampados con cuadros o tweed. No sabemos como lo hace, pero siempre acierta.

Benedict Cumberbatch

Fuente: Sam

Fuente: Sam

El británico encontró la fama mundial por su excéntrica interpretación del mismísimo Sherlock Holmes en la serie de la BBC (esta navidad se emitirá un especial) y se ha hecho un hueco en Hollywood gracias a “The Inmitation Game” (Moten Tyldum, 2014) que no tiene ninguna intención de dejar libre.

Su predilección por los esmóquines blancos y complementos poco llamativos como las gafas o una boina blanca que luce en ocasiones infomales, Benedict Cumberbatch es uno de los rostros más peculiares del star system y suele acertar con sus estilismos. Trajes que le sientan como un guante para los momentos altos y pantalones chinos, bufandas y abrigos para todo lo demás, Cumberbatch es la envidia de Hollywood.

Tom Hiddleston

Aunque ese año le vimos a las órdenes de Woody Allen, fue con Thor (Kenneth Branagh, 2011) cuando este actor saltó a la fama encarnando al malvado hermano del dios nórdico. ¡Quién le iba a decir que teniendo de compañero de reparto a Chris Hemsworth iba a ser él quien se llevaría los fans!

El rey de los tres piezas, Tom Hiddleston parece que nació para lucir un traje. Juega con el entallado y de vez en cuando se atreve con las pajaritas, siempre llevando algún detalle simple que le hace destacar. Todo un referente en la alfombra roja, derrocha elegancia a cada paso que da.

El lobo de la gran pantalla

Hace ya más de 15 años, un jovencísimo Leonardo Di Caprio asombraba al mundo con su genial papel en la importante súper producción de James Cameron, Titanic. Una actuación que le abría el camino al éxito. Gran actor, joven, guapo…tenía a Hollywood y al mundo entero a sus pies. Tenía dos formas de continuar: seguir trabajando o perderse en el camino, vivir de su papel de Jack Dawson, gastar su fortuna y acabar como muchos lo habían hecho, sin nada.

titanic

Pero Di Caprio no es así. Desde ese momento decidió que no quería ser el chico de Titanic, sino un actor recordado por sus grandes actuaciones. Empezó a trabajar y, como muestra de su voluntad, optó por dar un giro a su carrera. Se desmarcó de grandes producciones y aceptó el papel de Luis XIV en el “El hombre de la máscara de hierro”.

Su genial interpretación, una vez más, provocó que, tan solo un año después, nadie hablase de Jack Dawson, sino de Leonardo Di Caprio. El actor había conseguido su objetivo. Ahora tocaba confirmar que tenía estrella.

Tras esta película llegaron otras de gran repercusión como “La Playa”, “Atrápame si puedes”, “Gangs of New York”, “El Aviador” o “Diamantes de Sangre”. Las críticas le encumbraban como uno de los mejores actores del momento. Impresionante, magnífico, espectacular…eran algunos de los adjetivos con los que le obsequiaban los grandes críticos del siempre difícil mundo del cine.

Fue en el año 2010 cuando llegó uno de sus papeles más recordados, imposibles de olvidar para la retina del espectador, interpretando a Edward “Teddy” Daniels en “Shutter Island”. Un brillante agente federal o un loco. Sus palabras al final de la película nos dejan la duda de qué era. Da igual las veces que la veamos. Nunca terminaremos de saberlo. Pero su interpretación fue bestial. De las mejores de la última década.

Tras estas, “Django, desencadenado”, en la que no fue el actor principal, y “El gran Gatsby”. En ambos estuvo brillante, pero no tanto como en su último papel en la recién estrenada “El lobo de Wall Street”.

THE WOLF OF WALL STREET

Tres horas de película en las que Di Caprio interpreta a un humilde bróker que acaba siendo millonario gracias a su ambición. Un papel que solo podía interpretar el actor angelino. Un joven que no quiso encasillarse y que ha logrado comerse la pantalla. El verdadero lobo de Hollywood. Ahora solo falta que su gran carrera se vea compensada con el Oscar a mejor actor, premio al cual está nominado por este papel y que sería el reconocimiento a un actor ambicioso que imparte lecciones de interpretación en cada una de sus películas.